Sé quién soy y hacia donde voy: Inteligencia Intrapersonal

¿Alguna vez os habéis sentido desorientados?

¿Habéis tenido la sensación de estar en el lugar y en el momento equivocado?

Seguramente sí, por esta misma razón hemos querido dedicar esta publicación a un tipo de inteligencia que hasta ahora no habíamos tratado, aunque siempre condiciona cualquier tipo de decisión en la vida.

La inteligencia interpersonal está asociada al conocimiento interno, la capacidad de saber realmente cómo somos, qué sentimos o qué metas queremos alcanzar. A través del autoconocimiento aprendemos a desenvolvernos con eficacia en la vida y a afrontar nuestro día a día de manera óptima.

Desde pequeñ@s hemos crecido adoptando ideas forzadas a partir de costumbres, hábitos  y formas de actuar en la sociedad. Crecemos sin cuestionar y haciendo lo que otros creen que es lo correcto, llegando a cumplir, en algunos casos, sueños y metas de otras personas, menospreciando las nuestras, o aun peor, negándolas.

En realidad, el autoconocimiento suele ser más una aspiración que una realidad, ya que supone un trabajo diario que se debe realizar instante a instante.

Para conocerse a sí mismo es necesario ser consciente y trabajar en dos planos de la realidad:

  1. Nuestro interior: observarnos y analizarnos qué nos sucede internamente.
  2. Nuestra realidad externa: nuestro comportamiento, nuestros logros, lo que los demás opinan de nosotros, etc.

Si conocemos nuestras aptitudes, podemos desarrollarlas; si conocemos nuestras limitaciones y defectos, ya hemos dado un primer paso para superarlas, para comprendernos mejor y evitar futuras frustraciones.

Es necesario que a lo largo de nuestras vidas podamos descubrir qué talentos tenemos para aplicarlos en todos los ámbitos de nuestras vidas. Las personas exitosas son aquellas que tienen una amplia conciencia de sus cualidades y también de sus defectos; saben en qué situaciones serán excelentes y en qué situaciones bajarán su capacidad de desempeño.

Las personas que se conocen bien hacen más y mejores cosas en este mundo que aquella que no se conoce a sí misma.

Todas las personas tenemos un rol en la vida que nadie puede llegar a sustituir, ya que somos una mezcla de muchas cualidades que nos hacen únicos. Muchas veces queremos seguir el rol que los demás quieren que sigamos. Debemos de tener siempre claro quiénes somos para actuar como de verdad queremos, y no por lo que creemos que queremos o lo que debemos querer.

¿Si no tenemos claro quiénes somos como podemos saber lo que queremos?

¿Podemos llegar a tomar las decisiones correctas?

Es importante que no olvidemos nunca nuestros valores y virtudes, para actuar coherentemente. Nosotros somos lo que hacemos, y es lo que transmitimos a los demás.

Si no tenemos claro quiénes somos deberemos dedicar tiempo en nosotros, interiorizar y analizar lo que somos, qué queremos en la vida y cómo queremos lograrlo. Muchas veces por no conocernos, buscamos eso que queremos en cosas que no valen la pena. Lo importante de todo esto es poder llegar al equilibrio con nosotros mismos, pero sobre todo llegar a una etapa de aceptación con nuestra  persona.  Estas son algunas de las razones por las que es importante tener un buen conocimiento intrapersonal:

  1. Vas a vivir contigo toda la vida. Siempre vas a estar contigo mismo, mejor saber quién eres.
  2. Puedes conocer tus verdaderas motivaciones. Conocerse permite saber qué te motiva realmente.
  3. Evitarás vivir una vida que no te corresponde. Conocerte a ti mismo te permite vivir tu propio guión de vida y no el que otros te han escrito.
  4. No tendrás que arrepentirte en el fin de tus días. Al conocerte a fondo habrás vivido una vida más coherente con tus intereses y por tanto, no echarás de menos el no haber tenido el valor de salir de tu zona de confort para vivir una vida más plena.
  5. Podrás aprender de tus errores. Equivocarse es humano, pero también lo es permanecer en el error e incluso repetirlo. Cuando te conoces bien, sabes cuál es el error que repites y qué hacer para salir de él.
  6. Tendrás mejores relaciones. Para relacionarte de un modo sano y profundo con los demás, lo primero que tienes que hacer es saber quién eres.
  7. Vivirás más tranquilo y con menos esfuerzo. Podrás elegir aquello que te interesa y te llena, aquello que te hace sentir más relajado, con menos estrés y te ayuda a no realizar esfuerzos innecesarios, que no van a ninguna parte.
  8. Te sentirás más libre. Conocerse es liberador, te hará sentirte sin menos ataduras, no tendrás que aparentar aquello que no eres.

La clave de encontrar el equilibrio con uno mismo reside en la actitud. Cuando nos enfrentamos con una actitud positiva y proactiva ante distintas situaciones, siempre vamos a obtener beneficios y aprendijajes, ya que es una forma de vida, una constante superación por crecer y mejorar. Por ello, una persona exitosa, no solo en lo laboral, sino también en sus relaciones y en cualquier otro ámbito de su vida, tendrá un gran conocimiento intrapersonal y sabrá gestionar su equilibrio en su día a día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s